lunes, 6 de septiembre de 2010

Deformidad de Boutonniere



"dedo en botonero"

El nombre se refiere a la apariencia típica de ojal del mecanismo extensor, permitiendo que la cabeza de la falange proximal protruya a través.

La ruptura o laceración de la bandeleta central del extensor, en o cerca de su inserción resulta en la pérdida de la extensión activa de la articulación interfalángica proximal y consecuentemente flexión persistente. Puede ser secundaria a artritis reumatoide o a traumatismo agudo.

Si no se trata, los ligamentos colaterales y placa volar de la interfalángica proximal se contracturan; las bandeletas laterales del aparato extensor se subluxan hacia volar y son sostenidos en esta posición por los ligamentos retinaculares transversos, que también se contracturan.

En esta posición, las bandeletas laterales actúan como flexores de la interfalángica proximal, ya que están volares al eje de la articulación. Los ligamentos contracturados y las bandeletas laterales forzan la interfalángica distal en hiperextensión.


La deformidad en botonero o “boutonniere” tiene tres componentes: flexión interfalángica proximal, hiperextensión interfalángica distal e hiperextensión metacarpofalángica.

El tratamiento inicial de una lesión aguda diagnosticada prontamente consiste en ferulización en extensión por 6 semanas, así como ejercicios para mantener el arco de movilidad de la interfalángica distal. Luego se continua la ferulización por las noches. Si la lesión es traumática y la ruptura es completa, es indicación de exploración y reparación quirúrgica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada